If you want your voice to be heard, get involved.

Historia HSP

Historia HSP

En 1990, la población hispana siguió creciendo en Georgetown. Cerca de 500 feligreses de habla hispana, adoraban al Señor en St. Michaels

1990-1991 – En un esfuerzo de servir a la comunidad hispana en rápido crecimiento, se estableció una misa en español. La primera misa en español en San Miguel Arcángel se dijo el 14 de enero de 1990.

Las hermanas Carmelitas de la Caridad Bedrunas (España) se comprometieron a servir a la población. Establecieron La Esperanza, una agencia de servicio social. Sor Maria Mairlot, ahora Asociada Pastoral, comenzó a trabajar con los feligreses, especialmente en la formación de la Fe, y en la música. Una comunidad religiosa de hombres guatemalteca, La Fraternidad de María, fue contratada por la Diócesis de Wilmington para servir a la población hispana en las regiones del sur de la Diócesis.

Como resultado del contrato, en 1999 el Padre Rubén Soto y Sto. fue nombrado párroco asociado de San Miguel. Después de su instalación como obispo de Wilmington, su Excelencia Michael A. Saltarelli, que murió en septiembre de 2009, formó la Oficina Diocesana del Ministerio Hispano, ahora dirigida por el Padre Chris Posch, OFM.

El 28 de enero de 2001, el reverendo Edmund Coppinger y el Padre César Gómez se unieron a la parroquia como pastores asociados. El Fr. Ed, ahora retirado y viviendo en California, había sido pastor asociado de San Pedro y San Pablo, en Aston, MD. El Padre César era un sacerdote misionero cuya asignación anterior había sido en Brooklyn, NY.

2005 – En octubre el Obispo Saltarelli introdujo en la Diócesis de Wilmington una Orden de Mérito nueva para honrar a los feligreses que hubieran ayudado a su parroquia y a la diócesis en forma sobresaliente. El Padre Daniel McCloskey recomendó a Lucas Pérez en 2005 y a Andrés Velásquez en 2006, quienes obtuvieron el premio.

El 30 de octubre, se llevó a cabo una Liturgia de la Palabra bilingüe para pedir por las víctimas y damnificados de un huracán en Guatemala. Se hizo una colecta de $7.300 para ayudar las necesidades de las personas afectadas por dicho desastre natural.

En 2009, la parroquia comenzó a ofrecer una misa bilingüe, una vez por mes, durante el año escolar, para los estudiantes del Programa de Educación Religiosa. Los estudiantes participan en los ministerios de dar la bienvenida, lectores, y música.

El 30 de mayo de 2010, la Hermana María Mairlot recibió un Honor Papal, otorgado por el Papa Benedicto XVI, por su servicio a la iglesia. Recepción de la Medalla Benemerenti (“bien de interés social”) es una distinción otorgada a un grupo muy selecto de religiosos y laicos de la diócesis, seleccionados por el Obispo Saltarelli antes de su muerte.

Hoy en día la población hispana de San Miguel es de más de 400 familias, 1224 miembros.